Agencia de viajes Dan Brown. Viaje por España en Google

Por Silcarva

Origen
Dan Brown
Planeta
640 páginas
Novela contemporánea
2017

Robert Langdon, profesor de simbología e iconografía religiosa de la universidad de Harvard, acude al Museo Guggenheim Bilbao para asistir a un trascendental anuncio que "cambiará la faz de la ciencia para siempre". El anfitrión de la velada es Edmond Kirsch, un joven multimillonario cuyos visionarios inventos tecnológicos y audaces predicciones lo han convertido en una figura de renombre mundial. Kirsch, uno de los alumnos más brillantes de Langdon años atrás, se dispone a revelar un extraordinario descubrimiento que dará respuesta a las dos preguntas que han obsesionado a la humanidad desde el principio de los tiempos.
¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos?
Al poco tiempo de comenzar la presentación, meticulosamente orquestada por Edmond Kirsch y la directora del museo Ambra Vidal, estalla el caos para asombro de cientos de invitados y millones de espectadores en todo el mundo. Ante la inminente amenaza de que el valioso hallazgo se pierda para siempre, Langdon y Ambra deben huir desesperadamente a Barcelona e iniciar una carrera contrarreloj para localizar la críptica contraseña que les dará acceso al revolucionario secreto de Kirsch.
Perseguidos por un atormentado y peligroso enemigo, Langdon y Ambra descubrirán los episodios más oscuros de la historia y del extremismo religioso. Siguiendo el rastro de pistas compuesto por obras de arte moderno y enigmáticos símbolos, tendrán pocas horas para intentar desvelar la fascinante investigación de Kirsch...y su sobrecogedora revelación sobre el origen y destino de la humanidad.
Origen se desarrolla íntegramente en España. Barcelona, Bilbao, Madrid y Sevilla son los escenarios principales en los que transcurre la nueva aventura de Robert Langdon. De la mano del autor de Código Da Vinci, el lector recorrerá escenarios como el Monasterio de Monserrat, la Casa Mila (La Pedrera), la Sagrada Familia, el Museo Guggenheim Bilbao, el Palacio Real o la Catedral de Sevilla.

Dan Brown utiliza una técnica que me encanta y que la domina  también maravillosamente Santiago Posteguillo. Hace capítulos cortos, cada uno con un frente diferente de la historia, los cuales deja en punta. El siguiente capítulo no continúa con la trama del anterior lo cual hace que el lector devore el libro rápidamente. Esta es una fórmula para hacer la novela muy entretenida a la cual se quiere regresar a la primera oportunidad o no querer dejarla. (Leo otro capítulo más y luego si me acuesto a dormir...y así..)
La narrativa es muy agradable y describe tan nítidamente todo que se ve literalmente la "película".
Quien relata es un tercero omnisciente mezclado con diálogos de los personajes de la historia.
La trama es seguida, no hay elipsis y todo sucede en un corto lapso de tiempo.

Dan Brown desarrolla la historia en escenarios reales, en este caso en España. El inicio es en Bilbao en el Museo Guggenheim. Narra los sucesos de la novela en el escenario de las obras de arte del museo.
Esto hace que el lector se motive a buscar en google lo que está describiendo y a complementar visualmente. Puede profundizar en lugares o temas que le llamen la atención, porque describe tal cual son en realidad.
De esta forma aumenta el disfrute de la novela y no la hace pesada con datos.
Así se termina haciendo un pequeño curso sobre el Guggenheim, sus obras de arte, los artistas, los lugares de España como Barcelona, la Sagrada Familia, El Escorial..Monserrat, y el lector se puede hacer sus propios capítulos leyendo el libro.
Los avances tecnológicos que se mencionan son muy probables y creíbles. Se sienten sustentados y son tecnologías que muy probablemente serán populares muy pronto.
Por supuesto es novela y se exageran cosas. Los personajes son los más inteligentes, los más bellos, el más rico, el más estudiado, el más noble, tienen la mejor puntería, el mejor estado físico, y hay a quien no lo alcanzan las balas así le disparen muchos francotiradores. También está el super hacker que todo lo sabe.
Como el personajes es el mismo de El Código Da Vinci, Robert Langdom, en la imaginación se le puede poner la cara de Tom Hanks!
Todo se enlaza bien, se siente muy coherente. Tiene suspense y los desenlaces son bastante buenos.
Se lee de un tirón, es divertida y el lector se hace a datos de lugares y personas, sin moverse del sillón.

¡Felices e interesantes lecturas!





@@@@@  Amor

Comentarios

  1. En las autopistas de información, nada más escondido que lo que está totalmente a la vista.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¡Sorpresa nietos!, las abuelas tenían sexo

Solamente para los locos por Roma y Posteguillo

Cuando escribir bien no lo es todo en el Sillón T de la RAE